Matar de Hambre al Lobo

Recientemente encontré navegando por la web un artículo sobre el hábito que comparto a continuación. Lo que más me llamó la atención fue la historia de los lobos hambrientos.

Compara a los hábitos buenos y malos como dos lobos hambrientos, y sobrevivirá aquél que decidas alimentar. Si quieres matar al lobo de los malos hábitos, tienes que matarlo de hambre, simplemente no lo alimentes más.

Aquí está el artículo:

El Hábito

Un hábito es hacer una misma cosa todo el tiempo sin esfuerzo alguno; es una acción automática; es como una ciega rutina. Los hábitos no son malos ni buenos porque están basados en el acuerdo que tenemos con nuestra propia realidad; nosotros denominamos tales repetidas acciones. Le ponemos nuestra propia etiqueta a estas costumbres habituales y decidimos si son buenas o malas.  Ahora si quieres cambiar algo en tu vida y todas las veces estás haciendo la misma cosa, por supuesto vas a tener siempre la misma consecuencia. Debes cambiar tu modo de pensar y actuar de acuerdo.

Usualmente los malos hábitos son muy fáciles de adquirir y por alguna razón pareciera que no hubiera fricción, o dificultad alguna al obtenerlos. Por ejemplo, el quedarse acostado hasta tarde en la cama, el  beber, fumar, comer en exceso, la mentalidad de victima, andar negativo todo el tiempo, el llegar siempre atrasado, enojarse antes de encontrar solución alas cosas, hacer las cosas a ultima hora, ser chismoso, la mentirilla, el atesorar cosas que nunca se ocuparán, y ahí están guardadas, llenas de polvo y echándose a perder; poniéndose añejas, pero no se las dan a nadie. Los celos, la envidia, la flojera, el resentimiento, ser dejado, en otras palabras todo lo que uno sabe que no es apropiado para el crecimiento físico-espiritual. Aun así, le damos la bienvenida y el control total sobre nosotros. El mal habito es un freno que no te permite evolucionar; no te permite llegar a ser un mejor tú; no te deja revelar tu verdadero ser.

Ahora si tienes un mal hábito y quieres deshacerte de él, vas a tener que luchar constantemente en tu vida hasta que lo venzas. Es mejor estar incomodo y sufrir por un tiempo en vez de sufrir todos los días de tu vida; imagínate acarrear todo ese peso hasta el final de tu existencia. ¿Qué pasaría si sacaras de raíz todos esos pensamientos, y toda tu atención en lo que sea que los tengas situados actualmente y los depositaras en algo diferente que sea beneficioso para ti en tu vida?    Recuerda que tú no eres un mal hábito, así que libérate de esos grilletes, suéltate de esas cadenas que te tienen atado a ese mal vicio; atado al alcohol, la droga, o la obesidad, o sea lo que sea que te tenga atado. Tú posees la llave de esa prisión mental.

Yo se que uno se siente confortable en ese mal habito, y ahora tienes temor de tomar acción para cambiarlo. Yo sé. Yo mismo fumaba antes y casi dos paquetes de cigarrillos diarios. Yo sé que es incómodo; es un sacrificio. Se sufre en el periodo de cambio; es duro, porque te has demorado años en habituarte a esa condicionada rutina y estás luchando con algo que lo has hecho por un largo tiempo y eso requiere Firmeza de tu parte. Entiende que según el Esfuerzo que le pongas es el resultado que vas a obtener; Cambias tu manera de pensar y con una sólida, dedicada acción lo lograrás. No le tengas miedo al gigante, enfréntalo y lucha con todas tus fuerzas. Recuerda que fue Dios quien le dio poder a David para vencer a Goliat. Así que no estás solo; eres hijo de la luz, hijo del Dios altísimo. Por lo tanto Tú no eres un fracaso. Dios no creó un fracaso en ti. Solamente tú eres el que está haciendo lo que no es apropiado para ti mismo; por opción propia. Y por opción propia puedes hacer lo que es apropiado para ti;  para poder salir de ese cause.

Cuando se habla de hábitos siempre me acuerdo de esta historia la cual los define en una manera clara y simple. Observen el gran poder que puede ser  encontrado en la simplicidad. La historia es así:

Un anciano indio Cherokee estaba conversando con su nieto. Él le dijo:

-Los hábitos son como dos lobos hambrientos de igual fuerza que están en tu mente; uno de ellos es bueno y hace todo lo que sea positivo. Es bondadoso, comprensivo, ama incondicionalmente, siente un constante deseo de dar,  ayudar, compartir, y amar, y siempre anda contento, en fin; siente y hace todo lo que sea apropiado para él y los demás.

Pero el otro lobo, es malo. El temor y los malos sentimientos rigen su centro. Así que siente odio, envidia, es egoísta, y los celos devoran su ser. Siente un fuerte deseo de dominar psicológicamente y dominar físicamente, es malvado, violento; vive en amargura. En conclusión siente todo lo que sea negativo y hace únicamente lo que es beneficioso para él.

Su nieto se quedó pensando por unos momentos y le pregunta a su abuelo:

-Tata, y si los dos lobos pelearan, ¿Cuál ganaría?

Su abuelo le respondió:

-El lobo que tú decidas alimentar

Esta historia en su simplicidad refleja metafóricamente lo que es un hábito y como puede mantenerse alejado de los malos. Así que deja de darle tanto poder sobre ti a ese odioso hábito,  deja de alimentar esos malos hábitos; sácatelos de encima y deja ya de alimentarlos en tu mente porque la única manera de deshacerse de ellos es matándolos de hambre. ¡Es Tu Decisión!!

Permite que hoy sea el día que dejes de ser esclavo de las repetidas acciones. Es hoy la hora de luchar con toda tu fuerza, basta ya de sentirse víctima de las circunstancias, es la hora que nos hagamos cargo y tomemos el mando sobre nuestras vidas y nos acordemos que tenemos un sagrado poder; el poder del autocontrol que está dentro de nuestro ser, un poder que ha sido puesto ahí por la mano de Dios. Es la hora de conectarnos con ese gran poder para poder vencer esos malos hábitos que te mantienen alejados de tu sagrado y verdadero ser.  Por lo tanto concentra tu mente y tu corazón en lo positivo, no en lo negativo y hace un hábito de ello.

Fuente: © Patricio Maraboli | www.abettertodayenespanol.com


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement