Pasos para crecer como persona y profesional

Si deseas crecer como persona y profesional, lo primero es que identifiques con claridad aquellas cosas que te interesan y te motivan, averigua las personalidades más relevantes en dichos campos de acción, aprende de sus resultados, inspírate en sus logros y ponte a caminar en esta dirección. Sigue el ejemplo de la filosofía china que nos indica que para llegar lejos hay que comenzar por dar cada paso a la vez.

La mejor manera de destacarse en algún tópico es apasionarse sobre el tema, averiguar todo lo que puedas sobre el entorno y la actualidad, aquellos líderes que te pueden servir de ejemplo en el campo, la manera como alcanzaron sus éxitos, y aprender todo lo que puedas sobre su experiencia. Cada especialidad, sea en la medicina, la arquitectura, la ciencia, la ingeniería o las mismas finanzas, tienen sus propios referentes, los cuales puedes emular para que tus pasos pisen en terreno firme.

El pensamiento guía las acciones, así que grandes pensamientos te guiarán a mejores acciones. Los refranes, análisis de documentos, libros y la misma biografía de los grandes profesionales destacados en tu área de especialización, te permitirán descubrir su pensamiento y las claves que les han permitido ser exitosos. No desaproveches la oportunidad de aprender de sus experiencias y forma de pensar, para que se traduzca en acciones y resultados.

No creas que lo sabes todo y has llegado a la cúspide de tu conocimiento y aprendizaje. Por el contrario mantente en constante actualización y desarrollo de tu especialización. La maestría se logra a través de la profundidad del conocimiento, y ésta no se recibe por osmosis, así que ponte a seguir estudiando y especializándote en tu área o profesión.

La insatisfacción es sana para permitirte seguir avanzando. Nunca te vanaglories en exceso con tu presente, y por el contrario siempre persigue seguir avanzando. Que la satisfacción momentánea con algún resultado alcanzado no te limite hacia la perfección y mejoramiento continuo.

La ambición y el ponerte metas para llegar bien lejos, puede convertirse en el combustible para que logres avances significativos. Mira las estrellas no solo con admiración sino con la confianza de que puedes llegar a ellas. Se ambicioso en tus objetivos y ten fe de que los puedes alcanzar.

Ponte en acción para lograr tus metas. No esperes a que los resultados se den solos. Recuerda que las acciones traen reacciones, y que la ley de causa y efecto, la puedes utilizar a tu favor. Si deseas conseguir algo, debes actuar para lograrlo, así que no te sientes a esperar y toma las riendas de tu destino.

Fuente de inspiración: Anthony Norvell – Steps to greatness

Advertisement